Follow by Email

lunes, 22 de agosto de 2011

mierdas

y ahora salgo por la derecha
dedicado a b. sin la cual este trabajo habría sido imposible.

mierdas hay de varios tipos y colores y texturas y sabores y olores y pringues.

la caca dura, suele ser o(b)scura, la caca dura hace daño y a veces para poder transitarla es necesario respirar sincopadamente y contar hasta 3. la caca dura  suele caer en pequeños trozos que salpican de agua el fondo del water. la caca dura no sale en trozos grandes porque el esfuerzo en expulsarla es grande y cuando aparece a la luz un trocito de 5 centímetros suele quebrarse. la caca dura es dura de cagar, pero después de una buena sesión de caca dura el ano responde aliviado y las sensaciones son buenas. la caca dura es técnicamente elegante, no huele y no suele ser necesario pasar el papel para limpiarse.

la caquita choricera es la mejor. la caquita choricera sale gustosa, con una textura perfecta, razonadamente flexible se adapta al medio maravillosamente bien y si no hubiera demasiada altura desde el culo al suelo no se rompería jamás. suele ser de auténtico color caca, ese marrón bonito y pastoso entre chocolate y cognac. la caca choricera se enrolla al caer y suele manchar la taza dejando un rastro, una firma que conviene limpiar pronto, antes de que se endurezca. da mucho placer hacer cacas choriceras, me encantaría saber que combinación exacta de alimentos, temperaturas y estados de ánimo producen las cacas choriceras. de saberlo me abonaría (nunca mejor dicho) a esta mierda. la caquita choricera huele a caca de verdad, la que hacían nuestros abuelos durante la guerra civil en los campos nevados de teruel. esa caca larga, agrietada a veces se puede cortar en trozos y congelar, y estos trozos podrían pasar perfectamente por trozos de caca dura. la caca choricera es sencilla de limpiar, al salir veloz, con una especie de lubricante su limpieza se reduce a pasar el papelito (mejor toallita dodotis o similar) e introducirlo tímidamente en la zona final del recto para que la limpieza sea total. además del frescor resultante, esto proporciona un pequeño e inesperado placer que es el mágico final de fiesta que una buena caca choricera merece.

caca pasta. la caca pasta es un aborto de choricera. es una hez en tonos claros, habitualmente beiges, caca muy blanda pero que parte con facilidad, es un excremento desagradable con un olor excesivo, textura desigual, habitualmente con restos mal digeridos y perfectamente identificables (trozos de avellana por ejemplo), es una caca difícil de limpiar, requiere mucho papel y tiempo. para su limpieza recomendamos el uso de toallitas y en este caso de marca reconocida. lo ideal es primero recoger la abundante mierda que se pega al culo con papel (o ya con toallitas para evitar irritaciones) y luego armarse de paciencia hasta recoger hasta el último pedazo. la caca pasta es la más desagradable (para mi gusto) y suele dejar una desazón al cagador una vez que se limpia, una especie de dolor físico que trasciende (al menos en mi caso) a una pequeña depresión postcagada.

caca descompuesta/líquida. para no extenderme demasiado he decidido en este punto unir dos cacas muy similares aunque no iguales. ambas pueden venir acompañadas de dolores agudos en el abdomen, los llamados retortijones, como truenos en la tormenta. ambas mierdas caen libres, salpicando abundantemente la  loza. la descompuesta deja en el fondo una crema también clara (cuanto más blanda más clara) que permite también cuantificar cómodamente el volumen de lo excretado, sin embargo la caca líquida no favorece el registro de cantidades, al caer muy líquida inmediatamente se mezcla con el agua del sifón y es prácticamente imposible saber cuanto has cagado. la líquida, a veces, está acompañada de residuos sólidos (paradógicamente oscuros) pero estos son irrelevantes si buscamos cuantificar mierda. ambas cacas podrían estar sujetas a un fenómenos interesante que es el conocido ventilador, en ocasiones la deposición se acompaña de ventosidades, al no tener la hez una entidad sólida suficiente, es habitual que estas pequeñas explosiones revienten en gotas la mierda, estás "lagrimas" resbalarán perezosas por las antes blancas paredes del water ensuciando todo, hasta el "techo" de nalgas. estas cagadas son muy placenteras por la performance y porque no olvidemos que mientras vamos cagando el dolor abdominal suele ir desapareciendo lo que contribuye a una sensación que podría acabar en excitación sexual a poco que el cagador/cagante sea bizarro. la limpieza de esta mierda suele ser complicada pero placentera, al no tener apenas entidad sólida se limpia perfectamente y es de esas limpiezas como en el caso de la caca choricera que puede llegar a dar gusto. otra/una diferencia importante entre estas mierdas es el olor, mientras la descompuesta es apestosa la líquida rara vez huele.

1 comentario: