Follow by Email

jueves, 21 de julio de 2011

disparatando al enemigo

vampirito siglito xxi
...entonces encendí la lamparita de encender la lamparita. y vi perfectamente todo, entendí todo, recogí sus huesos y cambié de/mi manera de cerrar las empanaditas (illas)....
(eclesiastrés 6,19)

minicuentos puntuados por mi
voy a escribir 2 minicuentos y los voy a puntuar sinceramente, espero que vosotros los puteéis (festival del humor) también y así poder sacar la media aritmética de una manera sensual como sólo yo sé sacarme las medias (aritméticas).

cuento 1 titulado "caperucita"
hace muchos años (en plan cuento) vivía en el bosque de tallac una caperucita que era poseída por una niña.
la niña quería a la caperucita pero abusaba brutalmente de ella. era una niña de 8 años. (aviso, poca gracia)
un día la caperucita se escapó, se fue lejos, a parkinson (lejísimos). la caperucita fue feliz en parkinson, conoció a otras prendas de telas y ropajes como a trapito tuputamadre o a cofia telametía. era muy feliz con sus amigitiardos nuevos, se cogían de las puntitas (muy sensibles en los textiles) y se frotaban. puro sexo_pero sano, orgías de tela.
parkinson era un pueblo feliz, todas las mañanas nacían pañuelitos de seda, de seda natural. los pañuelitos se convertían en pañuelos adolescentes (tremendamente útiles, tremendamente).
caperucita follaba todas las noches y algunas tardes. lejos quedaba el recuerdo de filemona, pero a veces, justo antes de temblar (justo antes) recordaba lujuriosa como se convirtiera en caperuza roja.
(puntuación 2/5) crítica: flojo y absurdo, no tiene ritmo, no excita y lo de los pañuelos no pinta demasiado más allá de acentuar el punto guarro. una caperuza no se corre.


cuento 2 titulado "el caballo de palitos"
hace muchos años (en plan cuento) vivía en el bosque de tallac una caperucita que era poseída por una niña.
roberto, tenía más de 90 años, empezara a contar hace 90 años, no sabía cuantos tenía entonces, si lo supiera  sería fácil saber cuantos años tenía y esta mierda de 3 líneas serían 4 palabras.
roberto estaba sólo desde hacía 5 años. estaba bien de salud.
roberto todas las mañanas preparaba un café con leche y un eco con galletas. él se tomaba el café (con leche), pero desde hacía 5 años el eco lo tiraba por el fregadero. las galletas las tiraba también (a la basura). bueno a veces comía una.
luego, roberto, salía a la calle, a pasear sin demasiado rumbo. estaba bien y la memoria le permitía volver a casa antes de comer.
comía algo siempre frío.
dormía la siesta (menos de una hora siempre).
al levantarse, roberto encendía la radio y ponía música, eran las 17:00 normalmente.
luego abría (sigiloso) la habitación oBscura, encendía una lamparita de encender la lamparita, poca luz, mucha sombra.
comenzaba a colocar los palitos, los ordenaba con sumo cuidado, le temblaba mucho el pulso. cuando tenía que ser preciso se agarraba el brazo derecho con la mano izquierda, atenuaba un poco pero poco el parkinson. tenía que ser minucioso y algún palito le llevó horas. palitos blancos. todos blancos de medidas muy diferentes.
a las 20:00 puntual apagaba la luz luz luz, salía de la habitación oBscura, dejando atrás la corrupta fetidez orgánica de los cuerpos descompuestos. se paraba un segundo delante del cuadro que colgara un lustro antes enfrente de la puerta_de_la_habitación_oBscura. un enorme caballito pequeño blanco, relinchando sobre sus zancos traseros, mostrando levemente sus genitales y con los ojitos mal pintados.
cenaba siempre algo frío, preparaba 2 tazones para el desayuno de mañana y se acostaba.
(puntuación 2/5) crítica: aburrido, es casi imposible enterarse de que cojones va el rollo, se lo tendré que explicar a todo el mundo y se convertirá en una especie de rollo chungo, quedaré como un tarado y/o un paria social. mucha gente no me querrá ni hablar y algunos me perseguirán. un palito no se corre.

1 comentario:

  1. Mucho se ha escrito acerca del Tratado sobre los vampiros del monje benedictino y exégeta francés Dom Agustín Calmet, de modo que no entraremos desparramar nuestra opinión sobre el asunto. Baste decir que la obra fue minuciosamente despedazada por Voltaire, quien acusó a Dom Calmet de candoroso, entre otras valoraciones menos simpáticas.

    Dom Agustín Calmet escribió dos libros que analizan el tema de los vampiros, y que luego se fundieron en una sola obra monolítica: Disertaciones sobre las apariciones de ángeles, demonios, espíritus, resucitados, y vampiros de Hungría, Bohemia, Moravia, y Silesia (Dissertations sur les Apparitions des Anges, des Démons et des Esprits, et sur les revenants, et Vampires de Hongrie, de Boheme, de Moravie, et de Silésie).

    Validación *no borrar*: http://inhospitalia.blogspot.com/2009/05/tratado-sobre-los-vampiros-del-monje.html#ixzz1SvmgaXzO

    ResponderEliminar